viernes, 7 de octubre de 2016

Pilares del Islam (XI) - Derogación de versos del Corán

Las Suras (o capítulos) del Corán fueron "reveladas" a Mahoma a lo largo de su vida, en la Meca (inicio de su vida, cuando no tenía poder político-militar) y en Medina (final de su vida, en la cima de su poder político-militar).

Las Suras no están ordenadas cronológicamente; comienzan por la más larga y finalizan en la más corta, siendo la única excepción la Sura Al-Fatiha, que es la primera.


El Corán tiene muchos versos que se contradicen. Por ejemplo:

Sura 109:1-6: "Di: ¡Incrédulos! / Yo no adoro lo que adoráis / ni vosotros adoráis lo que yo adoro. / Yo no adoraré lo que vosotros adoráis, / ni vosotros adoraréis lo que yo adoro. / Para vosotros vuestra adoración y para mí la mía".

Sura 9:123: "¡Vosotros que creéis! Combatid contra los incrédulos que tengáis al alcance, y que encuentren dureza en vosotros. Y sabed que Alá está con los que Le temen".

Sura 109:1-6 predica tolerancia con los que no creen, pero Sura 9:123 predica que los musulmanes deben maltratar y combatir contra los que no creen.

¿Que Sura muestra la verdadera naturaleza del Islam?

Conocer la respuesta a esta pregunta es una de las mayores claves del Islam.


El Corán reconoce sus contradicciones y da una regla para resolverlas: el verso posterior ("revelado" a Mahoma cuando tenía poder político-militar) deroga / anula / sobreescribe al verso anterior ("revelado" a Mahoma cuando no tenía poder político-militar):

Sura 2:106: "No hay signo que suprimamos o hagamos olvidar sin traer en su lugar algo similar o mejor. ¿Acaso no sabes que Alá es Poderoso sobre todas las cosas?".

Esta Sura es la primera que le fue "revelada" a Mahoma en Medina, cuando disponía del poder político-militar suficiente para prepararse para la guerra contra la Meca.


Esto NO significa que el verso anterior sea "falso", pues la hipótesis fundamental del Islam es que el Corán es la palabra de Alá, y si un verso fuera falso, Alá estaría equivocado.

Esto crea un problema lógico: si dos cosas se contradicen, al menos una de ellas debe ser falsa, pero el Corán sigue otra "lógica": dos versos pueden contradecirse y al mismo tiempo ambos ser verdaderos.

Esto tiene un nombre: falacia circular

La falacia circular es una falacia lógica que se basa en poner a prueba una proposición, realizar un proceso de razonamiento circular llegando a la afirmación expuesta, y presentar este razonamiento como demostración de su veracidad.

La proposición en la falacia circular del Islam es que Alá es la verdad (Sura 22:62: "Alá es la Verdad, y lo demás es falsedad".).

Falacia circular del Islam: Alá es la verdad, por tanto todas sus revelaciones son verdaderas, por tanto aunque algunas se contradigan, todas deben ser verdaderas, pues Alá es la verdad.


Hay otra manera de analizar esto: el verso anterior es la primera etapa en un proceso, como una semilla, y el verso posterior es la segunda etapa, como una planta crecida de esa semilla.

Hay un problema con este análisis: los dos versos, el anterior y el posterior, están disponibles al mismo tiempo; existen al mismo tiempo la semilla y la planta. Sigue siendo una contradicción lógica.


Al final, todo se reduce a la CONVENIENCIA.

¿Qué les conviene a los musulmanes decir en cada momento?

Cuando son pocos y su influencia es pequeña, les conviene decir que el Islam es pacífico y tolerante, citando los versos anteriores del Corán.

Conforme su número va aumentando y la Yihad avanza, esos versos son ignorados y, en su lugar, los musulmanes citan los versos posteriores para legitimar y justificar sus acciones coercitivas y violentas y su supremacismo e intolerancia.


En este vídeo se explica el llamado "verso de la espada", uno de los últimos "revelados" a Mahoma, considerado la última palabra del Corán en cuanto a la Yihad y a la forma en que los musulmanes deben tratar a los no-musulmanes:

Sura 9:5: "Y cuando hayan pasado los meses inviolables, matad a los asociadores donde quiera que los halléis. Capturadlos, sitiadlos y tendedles toda clase de emboscadas; pero si se retractan, establecen el salat y entregan el zakat, dejad que sigan su camino. Verdaderamente Alá es Perdonador y Compasivo".

Sumisión o muerte.


El cinismo y la hipocresía de los musulmanes no tienen límites, siguiendo el ejemplo de su "modelo a seguir perfecto", Mahoma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario